hands

hands

sábado, 1 de febrero de 2014

Ni poesía ni hostias.

Estoy harta de escribirnos.
Estoy harta de llorarnos.
Estoy harta de mí.

Si te dijo la mentira: estoy harta de ti.

Estoy hasta la polla de tanta poesía de los cojones, si lo único que tengo que decirte es que te echo de menos, joder. Que no es tan difícil. No necesito compararte con nada, ni hablar de rosas con espinas para decirte que: igual que te dediqué todas mis sonrisas; ahora te dedico todas mis lágrimas.

Que estoy hasta la polla de los versos y las canciones bonitas.

Que no.
Que no me hacen falta.
Que esto es un 'te echo de menos' y punto. 
Un 'te quiero en mi vida' y ya está.

No es tan difícil ¿verdad?






Que no me olvido de decir que, sí, joder. Que tú nunca fuiste un poema; pero eres toda la poesía que me queda por escribir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario