hands

hands

martes, 8 de abril de 2014

Grito de justicia.




Vamos a hablar alto y claro;

tirando a transparente.

Vamos a hablar de amor, como siempre;
pero amor al prójimo.
Al que está a tu izquierda, 
o a tu derecha.

También de ese que tienes enfrente, 
el de detrás;
el que corre, 
el que madruga y Dios no le ayuda.

Vamos a hablar de el que trabaja como un cabró
y se deja la vida por pagar a esos que les cobran por respirar.

El que juega y pierde la partida, 
y la casa.
Al que le quitan la alegría y reparte pena porque le sobra;
pero no pierde la esperanza aunque sea lo primero que le quieran robar.

Los buenos, los menos buenos, los poetas, los de siempre, los músicos, los pobres, los maderos, los reyes sin reino, las princesas sin corona, las zorras, los de las rodillas rotas, los hijos de puta.

Es mejor hablar de esos que no tienen nada y esos que no lloran porque se mueren de sed.

No quiero escribirles a esos que nos roban el tiempo, la casa, la vida, la ilusión, el esfuerzo, el sueño, la ambición. 

Del aire, de los árboles, de las flores, de la esperanza o de la resignación no se come; 
hijos de puta.

Quiero escribir a aquellos que siguen gritando con entereza que la vida es suya; que se quedan, que luchan, que te dan sin tener, que se quitan para dar, que son libres y que todavía les queda garganta para arañar un pedazo de algo por una sonrisa de un hijo que lo único que tiene en las manos es orgullo y admiración por el guerrero que no da por perdida una batalla en la que los vencedores son los que siguen luchando. 

Vosotros sois dignos de casa y palacio;
vosotros sois merecedores de la grandeza de un reino en el que los de arriba se caigan y os besen los pies.

Vosotros, 
los que seguís peleando y no conocéis el significado de la palabra 'rendirse';
a todos vosotros: 

id con la cabeza alta, la mirada fija y el corazón por bandera,
que ni ellos, ni los otros, ni los de arriba, ni los de por encima
 van a ser capaces de quitaros lo poco que nos queda: 
la fuerza, la voz y la paciencia.



9 comentarios:

  1. Me encanta el tono. Destaca sobre el de tus otras entradas.

    ResponderEliminar
  2. Diría que tu poesía pone más aún si cabe en clave reivindicativa ;) Seguidora desde hace no sé ni cuantas noches ya. <3

    ResponderEliminar
  3. De verdad ame tus poemas agradezco a mi amiga que me ha pasado tu blog en serio los adore *=*

    ResponderEliminar
  4. Directa, sentida y deslenguada... me gusta

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas gracias, bonita :) me alegra que te gusten y, por supuesto, que me leas <3 :)

    ResponderEliminar