hands

hands

sábado, 23 de febrero de 2013

Verdades como puñetazos.

Y llegará el momento en el que sí;
las noches se convierten en días, y pasan de largo
sin preguntarle al tiempo.

Los pestañeos se gastan y los recuerdos se borran.
La gente se larga.
Los corazones rotos no se arreglan, 
y las mentiras duelen.

El invierno pasa,y se junta con el verano;
para hacerte el amor encima de la mesa.

Lo peor del dolor es que nadie te coja la mano.

Delirios de amor y camas vacías,
llenas de tristeza.

Mentiras resumidas en te quieros.

Ya no vas a ser la de antes de ayer,
nunca.
Llegas a la meta con algún fracaso en la copa,
y más de una derrota.

Sobrepasas el límite de la indiferencia
y das saltos de tristeza.

Yo es que tengo un "no me llores, que ya eres mayor"
de Andrés en el bolsillo;
y lo suelo sacar siempre que abres la boca.

Y volveremos al principio,dónde todo era nada.

Dispara; y vacía el cargador.
y baila sobre mi espalda,como te gusta.



Tómatelo como una despedida de mi misma hacia mí.
Que no me voy; pero ya no vuelvo.
No sé si me explico.






1 comentario:

  1. sólo los corazones rotos entienden de palabras a medias. yo también te leo y es un placer, gracias por tus palabras Ana.
    ¡serguimos versandonos!

    ResponderEliminar