hands

hands

lunes, 18 de abril de 2016

Poema para alguien.






Alguien que te escuche como si fueras su canción favorita.

Alguien que te mire como si te viese por primera vez. Todos los días;

Que te desnude por dentro; gramo a gramo.
Alguien que no se canse, que no se canse, que no se canse.
Alguien que sepa guardar los secretos que nunca le cuentas;

que duela porque existe.

Que pueda irse pero no, que tenga el poder de destrozarte pero que tampoco.
Que te cante y te haga la cena.

Alguien que te prometa el cielo y se lleve el miedo.

Que no se canse, que no se canse, que no se canse;

que se meta contigo en la cama y en la boca del lobo, que juegue contigo y se queme, que te dé los buenos días aunque los malos nos invadan, que guarde tres salidas de emergencia por si llueve, nieva o por si ninguna de las dos.

Que esté porque quiere y te quiere,
no porque debe.

Que te exija pero no se imponga, que te hiera por verdad, que te cuide porque sí.
Alguien que te amenace con quedarse; que te ponga en peligro de extinción para el resto.
Que nunca se despida porque irse no es su juego favorito.

Alguien que te sujete la mano sin asfixiarte, que te prometa la vida y lo cumpla, que te rompa el corazón y lo cure al mismo tiempo, que amanezca en tu boca cada día, que no se canse, que no se canse, que no se canse, que te lo regale todo sin excusas, que te meta mano hasta el corazón, que tenga miedo contigo, que te coma con hambre y te devore el alma, que tarde pero que siempre llegue.

Alguien que sepa y no dude; alguien que te crea, que nunca te destruya.

Alguien que no se canse…
que no se canse…
que nunca se canse.

Alguien que arrase con lo que existía y te crezca por dentro y te nazca de raíz.
Alguien que te limpie el cielo cuando esté gris porque solo es sucio, que te lleve a sitios donde la sed no exista, que se invente el tiempo y que tenga ganas de verte mañana. Y mañana sea siempre.

Alguien delicioso con quien lamer cada verbo futuro y recoger la culpa para repartirla entre los dos.
Encontrar la fuerza en sus entrañas, zambullirte en lo más profundo de sus ojos, hacer zumo con sus manos.

Alguien con quien jugar al escondite; que no quiera ganar porque no soporta verte perder.
Alguien que te entienda y no se desentienda.

Alguien con quien disecar las horas, que se asome a ti, que te salve de morir en un intento.
Alguien que no se canse… que no se canse, que-no-se-canse.

Alguien que pudiendo elegir a cualquiera,
te escogiera siempresolo a ti.



Alguien que sabiéndote entera: prefiera seguir descubriéndote siempresolo a ti.