hands

hands

lunes, 30 de marzo de 2015

Lista pero tonta.







'Por dentro todos somos mejores'.
Batania.


Un bote de nocilla, una playa nevada, pasear en coche con la música alta y las ventanillas desnudas, tu tarta favorita, el olor de las sábanas recién lavadas, el césped mojado, una copa –detrás de otra-, las mariposas del estómago, un amanecer, una sorpresa, el sexo inesperado, las ganas, la valentía, algunos besos, el tiempo libre, una mirada llena de sonrisas, abrazos en medio de la nada, los golpes de suerte y ropa interior en el suelo.

Una llamada inesperada, el chocolate, un libro, una ducha caliente en pleno invierno sin mí, una canción que hable de nada, la lluvia sin paraguas, las palomitas en el cine, las olas que te arrastran a la orilla, un pecho descubierto de escudos, amigos que se quedan, el circo que alegraba siempre el corazón, la risa imparable, las cartas en el buzón, el sonido de una máquina de escribir, el primer beso, el guiso de tu madre, los semáforos en verde, los helados, los columpios y las canicas.

Una hermana mayor, el deshielo, escribir, los vestidos de flores, los conciertos, una tormenta de verano, la siesta, una fotografía bonita, los regalos, un orgasmo –o dos-, apagar el despertador, tu canción favorita en la radio, la ausencia de despedidas, los jarrones con flores, la piel suave, mirarse al espejo –y encontrarse-, la cama deshecha, dormir, cogerse de la mano, una caricia, el eco de la risa, deseos cumplidos, la verdad y el silencio.

El amor.

El amor.

El amor.

El amor.

El amor.

El amor.

El amor.

El amor.

El amor.

El amor.



El amor real, sincero y peligroso.

1 comentario:

  1. ¡Qué bonito! Me gusta esta lista de cosas que me hacen sonreír. Gracias por reunirlas, guapiña :*

    ResponderEliminar