hands

hands

domingo, 23 de febrero de 2014

He hecho hoy lo que tenía que haber dejado para mañana.



Hoy he descubierto que en una mano me caben todas las lagrimas que no puedo contener.

Me he dado cuenta de que en un suspiro sé decirte lo mucho que te echo de menos.

Hoy me he dedicado a escribir todo lo que me sale del corazón y reflejan mis ojos,
y he tenido que entender que parte de mí, eres tú.

He visto que mis manos son capaces de aguantar lo que mi boca te haría a cada segundo que pasa.

He caído -como tantas otras veces- en la cuenta de que la imaginación juega conmigo como yo lo haría con mi lengua en tu boca.

Hoy me he acariciado cada pedacito de mí con la paciencia que tú no has tenido.

Hoy he echado un vistazo y he descubierto que en el fondo de mi agridulce existencia te encuentro hurgando en mi estómago cada vez que intento escupirte.

Hoy me he desnudado de cintura para abajo y he visto unas piernas cansadas de hablar a kilómetros lo que tú una vez juraste susurrarme al oído, pero no lo hiciste.

Hoy me he visto cerrando puertas y abriendo ventanas, y en todas te veía a ti, burlándote de mí.

Hoy me he escuchado en silencio por dentro y he gritado pidiendo socorro a cualquier boca vacía que no me sepa a ti.

He vomitado todas tus mentiras y me han brotado, de repente, unas ganas inmensas de partirte la cara que se peleaban con ese deseo tan brutal de comerte la boca -y lo que no es la boca-

He tenido que odiarme por creerte y te he creído por el miedo que me daba que no fueses verdad; pero te he tenido que mirar con dolor por encender mi ilusión y soplarme de golpe.

Hoy me he lavado las manos y he repasado cada segundo de cada día intentando ser menos estúpida de lo que en realidad he sido.

He aprendido que es mejor murmurar verdades que gritar mentiras.

Me he quemado por jugar con tu fuego y he deshojado esa sensación de nostalgia de que un día fuéramos nuestros y de nadie más.

Hoy me he puesto unos calcetines que estaban rotos, 
y me he dado cuenta de que debería comprar unos nuevos;

y un corazón.
 -que no se me olvide-






1 comentario: