hands

hands

lunes, 21 de octubre de 2013

Bonita sonrisa,zorra.

Esto es como cuando no, pero sí.



Aquella tarde me levanté,
y la vi. Sentada sobre la nada de mi habitación.
Me susurraba, muy suave, me llamaba;
y yo, temblorosa, me acerqué.

Seguía desnuda,a la luz de la niebla.
No hablaba, pero sí sentía.

Y entonces yo.

La rodeé un par de veces.
Me senté enfrente,
y me encendí, despacio, un cigarro.

El humo salió disparado hacia su cabello negro,
y le rozó las mejillas;
ella tosió fuerte, y me miró.                                                                                         Fría y distante.


La miré fijamente y entonces sus ojos, azules brillantes, 
se llenaron de puñales.
Me los clavaba, despacio, y sonreía.

Yo me quedé quieta; y busqué.
Buscaba sonrisas de invierno y canciones de primavera.
Pensaba en ellos y en nosotros.

La muy puta seguía llorándome cristales encima,
y yo me levantaba.
Lento; 
como cuando empecé a quererla.
Despacio y sin prisa, pero sin pausa.
Eso sobre todo, sin pausa.

La he querido más que a nadie,
la he bailado y sonreído.
Pero.

Ella seguía arrancándome las alas
y disparando,justo,al corazón.

Era áspera y suave al mismo tiempo.

Me estaba ahogando con su sonrisa macabra,
y, de repente, toda la habitación se llenó de un humo espeso.
Como cuando fumas con la ventana cerrada,
como cuando te ahoga querer.


Como cuando te asfixia ser feliz.
Me has arrancado tantas veces las alas que ya ni vuelo.
Que ya ni quiero volar.

Pero entonces él.

Y las ganas ausentes,

vuelven.

Y entonces me quedé pensando;


A veces, 
muchas veces, 

eres muy hija de puta;
mi vida;


PERO


Aquella tarde me levanté,
y la vi. Sentada sobre la nada de mi habitación.
Me susurraba, muy suave, me llamaba;
y yo, temblorosa, me acerqué

y entonces me senté contigo.
A tu lado;
y te susurré:
"yo sigo aquí, te pongas como te pongas,
me pongas como me pongas."


Me levanté

y se quedó quieta,
sorprendida;

y entonces ella se levantó,
me miró temblorosa, 
y me abrazó fuerte.
Con todas las ganas que me había quitado a mí.

Y nos volvimos a querer.
Y te volví a sonreír,
mi vida.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario