hands

hands

jueves, 23 de mayo de 2013

De trozos.





He sido, soy y seré lo que quiera el amor que sea.
Soy, seré y seguiré siendo la preferida del desamor.

Te encontré entre puntos suspensivos, 
y al final sólo supiste ser un punto y aparte.

Yo quiero punto, y que me comas.
Hasta el final.


Los que salvan los domingos son los mismos que te los destrozan.



Hay gigantes entre nosotros;
que sueñan con encontrarse contigo entre andenes y vías de tren.


  
Y qué si no suena la música;
Todavía hay nostalgias que suenan fuerte y puedes seguir pisando el claroscuro de su sombra.


                                             Tienes cara de bailar bonito,
                                                                ¿Quieres?


Lo bonito es que todavía sigo creyendo en el amor.
Y en las sonrisas que provoca,
Y  las flores que no nos regalan.

Lo más bonito de todo es que sigo creyendo en lo bonito.

y en la tristeza del desamor.

Siguen siendo bonitos los bailes sin música de fondo,
Y las canciones tristes, 
son mis preferidas.

Con lágrimas de fondo.


Preciosos los amaneceres que se han acostumbrado a entrar por la ventana,
sin llamar.

Los corazones rotos, 
todos,
son los que más quieren.
Querer.

Los que después de una vida, siguen fumándose las noches más bonitas de la ciudad.


Echar de menos y pensar solo en.
;
La sensación de querer sin estar,
Y de pisar cristales rotos cada vez que pones un pie en el corazón.

Que el amor también está en crisis,
y el desamor está de moda.
Es lo que se lleva.
Puesto.
Cada día.


Si siguieras queriendo,
si siguieras viniendo;
sólo te diría lo gilipollas que has sido por perderte. 
Entre la gente.

Las noches que no supiste ser,
y las mañanas que no quisiste estar.


Me estás quitando algo que ya es tuyo,
mi vida.


1 comentario:

  1. Que el amor también puede ser triste y el desamor bonito, todo depende de los zapatos con los que lo pises.

    Bonito poema.

    Yo estoy en comopoesialverte.blogspot.com.es

    :)

    ResponderEliminar