hands

hands

jueves, 23 de mayo de 2013

De trozos.





He sido, soy y seré lo que quiera el amor que sea.
Soy, seré y seguiré siendo la preferida del desamor.

Te encontré entre puntos suspensivos, 
y al final sólo supiste ser un punto y aparte.

Yo quiero punto, y que me comas.
Hasta el final.


Los que salvan los domingos son los mismos que te los destrozan.



Hay gigantes entre nosotros;
que sueñan con encontrarse contigo entre andenes y vías de tren.


  
Y qué si no suena la música;
Todavía hay nostalgias que suenan fuerte y puedes seguir pisando el claroscuro de su sombra.


                                             Tienes cara de bailar bonito,
                                                                ¿Quieres?


Lo bonito es que todavía sigo creyendo en el amor.
Y en las sonrisas que provoca,
Y  las flores que no nos regalan.

Lo más bonito de todo es que sigo creyendo en lo bonito.

y en la tristeza del desamor.

Siguen siendo bonitos los bailes sin música de fondo,
Y las canciones tristes, 
son mis preferidas.

Con lágrimas de fondo.


Preciosos los amaneceres que se han acostumbrado a entrar por la ventana,
sin llamar.

Los corazones rotos, 
todos,
son los que más quieren.
Querer.

Los que después de una vida, siguen fumándose las noches más bonitas de la ciudad.


Echar de menos y pensar solo en.
;
La sensación de querer sin estar,
Y de pisar cristales rotos cada vez que pones un pie en el corazón.

Que el amor también está en crisis,
y el desamor está de moda.
Es lo que se lleva.
Puesto.
Cada día.


Si siguieras queriendo,
si siguieras viniendo;
sólo te diría lo gilipollas que has sido por perderte. 
Entre la gente.

Las noches que no supiste ser,
y las mañanas que no quisiste estar.


Me estás quitando algo que ya es tuyo,
mi vida.


lunes, 13 de mayo de 2013

Entre cuatro paredes.


Los domingos por la tarde son muy tuyos.

Cuando suena la música le bailo sensual a tus dudas,
encima de la mesa del salón,
esperando a que aparezcas por la puerta.
Pero está cerrada.

Ya no me destrozas,
pero empalmo los cigarros.

La rutina me come,
ya que no estás tú.

Y los domingos se acuerdan de ti,
juro que no soy yo.

Ya no bebo, por si te veo por las esquinas.
Ojalá verte doblarlas.

Fue amor a primer polvo,
Fuiste, eres y serás.
Del verbo querer.


Te lo resumo:
confundí mis te quieros con tus ganas de follar.


Ya no inspiras. 
Sólo dueles.
Y yo sigo imaginándonos sin mar, pero mojados.

Estaría contigo hasta quedarme sin mí,
Y comernos el mundo,
 y volver a casa en autobús.

Han venido a buscarme los recuerdos;
no estoy. No os molestéis.

Se me ha parado la vida, ¿lo oyes?
O lo quieres un poco más fuerte.
Pregunto.

El mundo es más bonito con nosotros follando,
y mira qué feo está todo. 
Y ya no hay solución.

Eran historias bonitas, con gente alrededor mirando,
mientras nos queríamos,
Y me cogiste de la mano,                                                                                        y todavía te noto.


La tristeza se pone más triste pensando en ti.
Y la soledad ya no está sola.

Lo más bonito que hicimos por desamor fue comernos a besos los días de fiesta.

Lo peor del amor, Joaquín, no es cuando al punto final de los finales no le quedan dos puntos suspensivos.
Lo peor del amor es mi cama sin él.


Es primavera; y está helando.
Y yo me muero de ti,
pero no contigo.

Es lluvia. O yo.
 y el mundo sigue girando, como si nada.
y yo ya no te como.

Me falta el aire que me has quitado,
y ahora no sé cómo volar.
Y ahora no sé cómo no caer,
No sé cómo;
Ser.

Me he visto acariciando la almohada, creyendo que tú.

Las ilusiones te las puedes beber los viernes por la noche,
en vaso corto;
y tragos largos.

Me he comido cada uno de tus lunares a modo de desayuno,
y sólo quedan restos,
que rebaño cada noche.

Al final, el final se escribe con sangre.
Y tengo más cicatrices que suspiros te mereces.


Y aunque los golpes, los cristales, los cigarros sin apagar, los destrozos, las ventanas abiertas, las noches sin dormir, los precipicios sin mar, los sábados, los espejos sin maquillaje, los vasos llenos de nada, las escaleras, mis piernas, los rincones sin barrer,los veleros hundidos, las pestañas sin deseos, las persianas subidas..


Aunque LA VIDA, mi vida;

que sepas que

 te quiero.













jueves, 9 de mayo de 2013

Des-esperando.


Hay gente parada en estaciones, esperándoos.

Gente que quiere que la saquen a bailar, mientras llueve,
y que le canten canciones al oído.

Hay chicas, enamoradas, que quiere morirse de risa.
Chicos esperando en portales oscuros.

Estaciones llenas de nosotros que esperamos declaraciones de amor, 
y ramos de flores, 
y caballos blancos.

Bandejas con desayunos llenos del amor que no hacemos por las noches;
y que queremos por las mañanas.

Chicas que cierran los ojos, y piden deseos;
y te piden a ti.

Hay canciones hechas para que las escuches,
y guitarras que suenan por ti.

Hay puertas esperando a que las cerremos,
y vasos vacíos que no se llenan.

Hay chicas bonitas que se tumban a esperar al tiempo;
y mientras, cantan canciones de amor.

Hay paradas de autobuses,
con gente,
esperando.

Hay musas esperando a su poeta.


Hay libros no escritos esperándote.


La primavera se va porque llega el verano,
el verano espera a que llegue el otoño;
y el invierno nieva hasta que aparece la primavera.
¿Entendéis?.

La luna espera a la noche para salir.
A lo mejor no me explico.


Pero mientras;
Salir, beber, el rollo de siempre.
Y tal.